El desabastecimiento

El desabastecimiento

Hoy, uno se pregunta ¿será ese Estado Mayor del Abastecimiento el organismo que podrá enfrentar con éxito esos problemas que tanto afectan a la población, y que gradualmente frenan el entusiasmo por la revolución bolivariana?

Escribo desde Margarita, hasta donde vine a ver los tres partidos finales de la Serie del Caribe, evento que ha resultado un éxito elogiado por todos, que tiene a los margariteños orgullosos de su estadio y a la espera de que sea asignada como una sede del Clásico Mundial de Beisbol en 2017.

Como en Caracas y en todo el país, aquí también se siente el problema de la escasez.

Ocurre que una tercera parte de todos los alimentos que se producen en Venezuela, más los que se importan de varios países, se los llevan de contrabando a Colombia. El presidente de la AN, Diosdado Cabello, y el vicepresidente de Economía, Rafael Ramírez, coinciden en calcular entre un 30% y un 40% el volumen de esa extracción, que incluye muchos de los 40 productos del “plan excepcional de importación de alimentos”. Desde Maracaibo, mafias organizadas transportan 32 mil toneladas mensuales hacia la Guajira, de las cuales sólo un insignificante porcentaje lo reciben los indios wayúu, todo lo demás lo llevan a Colombia. Cuando se anunciaron restricciones, un grupo de los “afectados” tomó el puente sobre el Lago. Hace poco, las autoridades en Zulia paralizaron indefinidamente el tránsito de 600 camiones con ese tipo de carga.

Cada día es más frecuente encontrar largas colas en mercales y bicentenarios, donde están infiltrados centenares de personas que cobran hasta Bs 100 por guardar los puestos a personas que, en su mayoría, venden los productos en el negocio informal. Como estas colas se repiten cada día, los anaqueles se vacían, mientras los guardapuestos y los informales se llenan los bolsillos.

Por supuesto, se trata de acciones organizadas, nada es espontáneo. Hace un año estuve en el aeropuerto de San Antonio y me informaron como productos regulados de Mercal, que escaseaban en Táchira, se vendían en poblaciones colombianas.

El contrabando de extracción de gasolina y otros combustibles suma igualmente millones de litros y de dólares, se ha convertido en el más productivo negocio del petróleo venezolano, que va desde los “pimpineros” hasta quienes controlan el transporte de gandolas completas que pasan las fronteras con la real o supuesta complicidad de guardias nacionales. El precio de un tanque de 40 litros en Venezuela es de menos de un dólar, en Colombia es de 52 dólares, mientras un litro cuesta aquí 0,02, en Bogotá cuesta 1,30. Lo que explica que mensualmente salgan hacia el país vecino 45 millones 600 mil litros. Y aquí no escasea porque producimos mucho, lo que no ocurre con los productos agrícolas.

Tenemos, pues, una evidente carestía de muchos productos que se los llevan de contrabando a Colombia. Otro problema es causado por quienes compran cotidianamente en los bicentenarios y mercales, a precios regulados y revenden en la llamada economía informal. Operaciones que agudizan la escasez e incrementan sensiblemente los precios.

Frente a esa situación, el problema no se ha podido resolver. Subsisten el contrabando de extracción, la carestía de muchos productos y el alza de precios, con los efectos inevitables en toda la población. Hoy, uno se pregunta ¿será ese Estado Mayor del Abastecimiento el organismo que podrá enfrentar con éxito esos problemas que tanto afectan a la población, y que gradualmente frenan el entusiasmo por la revolución bolivariana?.

La serie del Caribe

Los dos mejores partidos fueron los de las semifinales, espectacular el cierre del juego de México contra Dominicana. ¿Desde cuándo no se veía una ejecución tan perfecta de la bicicleta? Y así se decidió el juego en el noveno. Y el del viernes fue también un duelo de pitchers, que terminó con el silencio y la frustración magallanera. Como me comentaba un experto, esos duelos de lanzadores casi siempre se deciden con algún error, y eso fue lo que ocurrió.

El estadio Guatamare quedó espectacular, y útil el campo del Cardón para entrenar. Bien asesorado estuvo Mata Figueroa, quien dejará esa otra perla a sus paisanos. Ojalá termine bien la completa remodelación del canódromo, cuyos trabajos comenzaron. Lamentablemente, la mejor y más completa exposición de fotografías del beisbol en Venezuela, que pude ver en el estadio, no estuvo abierta al público. La mayoría son fotos de la Colección Salas Group, cuya existencia desconocía.

Los periodistas no podían exigir más del palco de prensa, el mejor, más completo y dotado de Venezuela. Nadie se quejaba.

Siempre de que en la radio margariteña apenas se escucha música local, y en el estadio todo era música moderna. Debí ir al santuario de la Virgen del Valle para escuchar a los cantantes más conocidos de la isla y de todo Oriente. En un kiosco vendían sus discos.

 Fuente: Aporrea

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s